20 diciembre 2009

TOC



Escucho tu lucha enajenada e irascible contra el poder de tu cuerpo, que tu mente no controla.
Y contra el poder de tu mente, que tu cuerpo no controla. Te avasalla y sos consciente de ello.
Todo se pone en palabras quizás aliviando un poco (pero también dándole más existencia)
E igual te avasalla. Casi te destruye. La lucha se sostiene hora a hora.
Y la existencia de esa lucha es tu derrota.
El escucharte me lastima y te admiro.
Yo estoy confundida y preocupada por el lacio de mi pelo.


Sil N. XII -09


2 comentarios:

Anónimo dijo...

oh poeta de los trastornados! quien habria de cantarle a los psicoticos, a los esquizofrenicos, a los bipolares? sino usted. una vez mas en su excelencia, como en todo lo demas.

astier/gavroche

Ivana Lagartija dijo...

Oh Astier Gavrocheee!! Sos vos??!!



...



jijiji que copado comentarismo